Blogs de Shopify

Qué es un contenido viral

Viralización de contenidos

 

Todos aquellos que tienen una tienda online o un ecommerce han soñado con un momento de gloria en el que sus artículos se convierten en virales.

Pero, ¿qué es eso de un contenido viral?

Un contenido viral es, ante todo, un contenido. La definición básica es que se trata de un contenido que los usuarios han compartido mucho y ha llegado a una gran cantidad de audiencia.

Sin embargo, en este post vamos a explicarte qué significa el contenido viral desde el enfoque del growth hacking, donde se ha desarrollado una fórmula para saber si un contenido es viral o no. 

La fórmula del contenido viral es:

K = i*c

¿Qué significa cada letra en la fórmula?

  • K:  indica la potencial viralidad del contenido.
  • I:  es el número de impactos a terceras personas generado por un usuario que ha compartido el contenido.
  • C:  es el porcentaje de conversión de cada una de las personas impactadas.

Con un ejemplo lo verás mejor:

Tenemos 10 consumidores de un contenido. Estos 10 lo comparten y logran 10 impactos cada uno. Un 10% de los impactados acude a consumir el contenido. 

El ciclo se va repitiendo logrando que el contenido se haga viral.

  • Esto quiere decir que partiendo de los 10 primeros usuarios que consumieron y compartieron el contenido, consiguen 100 impactos. De esos 100 iniciales, 10 acaban llegando al contenido. A su vez, esos 10 lo vuelven a compartir alcanzando otros 100 impactos. 

Se produce un ciclo según cada visita, en última instancia, atrae una nueva visita.

Eso se le conoce como factor K=1

Por cada consumidor, ganas uno más sin hacer ningún esfuerzo, gracias al ciclo del contenido. Si en vez de 1, el factor K fuera 2, sería un crecimiento exponencial.

En eso consiste lograr un contenido viral, no en que compartan mucho, si no en que los consumidores que compartan tu contenido te traigan de vuelta ese número o superior.

Un contenido no es viral si...

Por ejemplo,  el factor K está por debajo de 1.

Aprende paso a paso a crear contenido para tu ecommerce

(enlace a principal)


Ya conoces el significado de contenido viral, vamos a responder la pregunta del millón: ¿cómo se produce la viralización de un contenido?

Cómo producir un contenido viral

Es difícil hablar de una fórmula mágica que consiga producir un contenido viral.

Si sueles publicar en redes sociales o post de blog, te habrás dado cuenta de que este asunto es impredecible: “habrás creado contenido que pensabas que iba a llegar a muchos usuarios y después ha pasado sin pena ni gloria, lo mismo a la inversa.”

Por eso, en este post te contamos cinco consejos para llegar a viralizar tu contenido. Primero, sobre el contenido y después algunas técnicas para viralizarlo.

¿Cuáles son los ingredientes de un contenido viral?

Calidad

Esto resulta algo obvio, pero se suele olvidar: el primer requisito para conseguir que un contenido sea viral es que sea calidad. 

¿Cómo conseguirlo?

  • Asegúrate de que el contenido aporte valor al consumidor. 
  • Sé conciso, respondiendo a lo que busca el receptor.
  • Añade contenido multimedia sin pixelar y que cargue rápido.

Con estos elementos, tu contenido tendrá calidad para que, por lo menos, el consumidor esté cómodo leyendo o viendo lo que ofreces.

Actualidad

El contenido que generes debe ser actual o estar relacionado con algún suceso de la actualidad para conseguir que sea viral. En las redes sociales es habitual encontrar este tipo de contenido.

Suele suceder así: 

ocurre algo en las noticias que se sale de la normalidad y en menos de un par de minutos ya puedes encontrar imágenes retocadas sobre ese momento y que se vuelven virales. 

La razón es que mezclan humor y actualidad.

En este caso, puedes conseguir ser viral, pero debes de tener claro si está relacionado con tu tienda online o ecommerce. De lo contrario, tus seguidores pueden sentirse molestos y abandonarte.

Emociones

Otro de los elementos que funcionan bien para un contenido viral es que se base más en las emociones, cómo haces sentir a tus seguidores, que en la razón, la lógica de la publicación.

Esto sucede porque somos seres emocionales, conectamos en lugar de razonar. 

Siempre que puedas, dale un toque emotivo a tu contenido e incluye una valoración emocional. 

→ Enfoca el contenido de forma que genera un debate interno sobre cuestiones como la libertad, la justicia o la responsabilidad.

→ Habla de beneficios y no de características.

→ Usa el storytelling para contar la noticia que desees. Incluir esta técnica de escritura ayudará a mantener la atención de tu lector.

Aparte de jugar con el humor+ actualidad y la tocar la parte emocional de tus lectores, estos son otros tips a la hora de crear tu contenido para intentar hacerlo viral.

Con content lockers

Una forma ideal de conseguir viralidad. Un content locker es una herramienta con la que puedes bloquear trozos de contenido de un post hasta que el usuario que ha visitado el contenido comparte la dirección en las redes sociales.

Si creas un contenido que puede ser viral o tiene potencial para ello. Puedes bloquear la parte final, que puede ser una conclusión, un enlace a un ebook, hasta que se comparta en redes, dando un empujón a su viralidad. 

Piénsalo como un punto medio:

➡️ Si una persona se emociona con un texto, tiene posibilidades de compartirlo en redes. 

➡️ Si una persona que se emociona y se le pide o exige que lo comparta puede que lo haga o no.

✅ Sin embargo, si una persona le emociona lo que está leyendo y necesita compartirlo para saber el final, lo hará sin dudarlo.

Quizzes bloqueados

Estos quizzes bloqueados utilizan una mecánica similar a la del content locker. En este caso, se bloque la información que espera el usuario hasta que lo comparte en redes sociales.

CONSEJO

Estos quizzes tienen mayor potencial viral que los content locker, porque además de ser contenido emocional, dirán algo del usuario sobre él.

Por ejemplo:

Imagina que creas un quizz sobre qué personaje de Juego de Tronos eres. Es el quizz perfecto, mezcla actualidad, implica al usuario, le emociona porque es su serie favorita, etc.

Tras responder a todas las preguntas, cuando va a saber el resultado de su test, la respuesta está bloqueada. Tendrá que compartirlo en sus redes para saberlo.

De esta forma, conseguirás que tu test se vuelva viral.

Es una técnica que funciona bien, pero no tanto como los contenidos clásicos que tienen potencial viral porque tienen un carácter desenfadado y no aportan valor real al usuario.

Para utilizarlo de vez en cuando es una estupenda opción, un recurso más que una norma.

Cuidado con la viralización

A la hora de pensar en tu contenido viral, debes de tener dos aspectos en cuenta:

  • Considera que al ser viral el contenido “ya no te pertenece”. 


La gente sabrá de dónde procede y no es necesario que realices una caza de brujas persiguiendo a ver quién se lo ha apropiado. 

Es algo que no puedes controlar del todo, pero una de las medidas que puedes tomar es poner tu logo o marca de agua en el diseño. 

  • Considera que puede volverse en tu contra.

Es habitual que los contenidos virales generen discrepancia, llegas a mucha gente y no todos piensan igual. 

Por ejemplo, si utilizas un humor negro tendrás gran cantidad de público a tu favor y también en contra. 

No tiene por qué ser malo, porque si consigues atraer y fidelizar a tus usuarios que les gusta tu contenido, pueden ser clientes potenciales de tu tienda. Mientras que aquellos a los que no les gusta, tampoco serán compradores potenciales.

¿La viralización es exclusiva de los contenidos?

La respuesta, aunque seguro ya lo has adivinado, es que no. 

Muchas aplicaciones, como es el caso de Facebook o Dropbox, crecieron de forma tan rápida gracias a que fueron virales: cuando conseguían un usuario, otros de su círculo de amigos o del trabajo también se registraban.

Puedes adaptar esa forma de crecer a tu tienda online, además del blog.

Si un usuario te compra un producto y lo comparte en sus redes sociales, su círculo cercano se convertirá en potenciales clientes.

La diferencia es notable, eso sí. Cuando hablamos de viralizar un contenido, implica que un consumidor traiga a otro consumidor. En cambio, en el caso de una aplicación o usuario, cada usuario que se registra o compra algo, debe traerte otro comprador. 

Ahora ya tienes las técnicas para conseguir hacer  un contenido viral. ¿Te atreves a ponerlo en práctica?

Si tienes dudas te leemos en los comentarios.

Mapa de categorias: