Blogs de Shopify

Las mejores claves para la contratación de tus primeros empleados

feature

La contratación de tu primer empleado es un gran paso para el crecimiento de tu negocio, pues es una fuerte señal de que tus esfuerzos están rindiendo frutos. Sin embargo, seleccionar a alguien para que te ayude no es sencillo.

Hay una gran cantidad de factores que debes considerar, además de que tenga los conocimientos necesarios para desempeñar el puesto. Este es un proceso que tienes que planificar muy bien, pues una mala contratación puede hacerte perder dinero y esfuerzo.

Así que hablemos de los aspectos que debes considerar para llevar a cabo un buen primer reclutamiento y las opciones disponibles.

Cómo saber cuándo es el momento de contratar a tus primeros empleados

Contratar a un empleado

Tener un negocio propio tiene grandes ventajas, tú decides cómo y en qué momento trabajar. Sin embargo, es importante saber detectar cuándo es momento de pedir ayuda y qué actividades son las que puedes delegar para evitar que el negocio se estanque.

Esto puede sonar un poco raro, evidentemente es fácil saber que necesitas ayuda cuando el trabajo se está acumulando y no tienes suficiente capacidad para atender todas las cuestiones de tu negocio. Seguro piensas que para esto no es necesario hacer evaluación, no te das abasto y esa es razón suficiente. Pero en ocasiones puedes precipitarte y creer que necesitas ayuda cuando en realidad se trata de una mala administración del tiempo y los recursos, o de algo que puede resolverse con una externalización.

Estas son algunas preguntas útiles que puedes hacerte para determinar si tu negocio necesita un par de manos más:

¿Estás rechazando trabajo?

No puedes contratar a alguien sin antes tener un trabajo adecuado al que pueda dedicarse esa persona. Una buena forma de saberlo es si te das cuenta que comienzas a rechazar trabajo o estás dejando algo de lado.

Es necesario considerar las razones personales por las que está pasando esto. ¿Es tu falta de organización? ¿Hay alguna situación personal que esté quitándote demasiado tiempo de trabajo? ¿Tu negocio está creciendo favorablemente que no logras abarcar todo?

¿Has identificado una nueva fuente de ingresos?

Puedes contratar a alguien que se encargue de un nuevo flujo de trabajo que está surgiendo y que ya no está en tus manos. Por ejemplo, tu negocio en línea está recibiendo un gran número de clientes y con frecuencia realizan preguntas o consultas sobre tus productos antes de realizar la compra. Así que estás pensando abrir más canales de atención al cliente pero con el aumento de solicitudes, no tienes tiempo para contestarle a los clientes y continuar con tu trabajo diario. Encontrar a alguien que se haga cargo y pueda dar atención inmediata y personalizada que ayude a concluir la compra, puede ser una gran opción.

En situaciones como esta, la contratación de un empleado puede hacer la diferencia y llevar tu negocio al siguiente nivel.

¿Recibes quejas constantemente?

A nadie le gustan las quejas, pero si lo piensas bien son una gran oportunidad para crecer y mejorar. Si últimamente recibes muchas quejas, tómate el tiempo de analizarlas y detectar cuáles son las fallas y qué podrías hacer para solucionarlas.

Es probable que eso signifique más trabajo, si es así considera la contratación como una gran oportunidad para crecer.

¿Qué tipo de actividad no puedes abarcar y cómo puedes solucionarlo?

Bien, ya identificaste que hay una carga de trabajo que ya no puedes realizar, lo que sigue es considerar las características de esa tarea para saber qué tipo de ayuda necesitas.

  • Revisión de los procesos de trabajo, ¿realmente necesitas a alguien más?
  • Trabajar con profesionales independientes contratados para proyectos temporales.
  • Contratar trabajadores temporales.

Analiza si esa actividad es temporal o es algo que se quedará constante en tu negocio. Si es temporal o se trata de un proyecto corto, probablemente lo mejor sea buscar a un freelance o consultor para que lo lleve a cabo. Pero si se trata de una actividad constante, de la que se requiere mayor disponibilidad y representa algo positivo para el crecimiento, entonces es momento de buscar colaboradores.

Consejos para contratar a tu primer empleado

consejos de contratación de personal

Definitivamente un empleado puede ayudarte a impulsar tu negocio, pero antes de cualquier acción, lo primero que debes hacer es asegurarte de tener los ingresos disponibles para cubrir un salario.

Así que si ya estás seguro de qué necesitas ayuda, veamos cuáles son los siguientes pasos.

Define el puesto y las habilidades necesarias

Determina qué necesitas:

  • Crea una descripción del trabajo: Lo primero es definir qué actividades necesitarás que realice, haz una lista de las actividades a desarrollar, cuanto mejor conozcas el puesto, serás más capaz de evaluar las solicitudes y seleccionar al mejor candidato.
  • Define las habilidades necesarias y expectativas: realiza una lista de las habilidades necesarias que se necesitan para cubrir el puesto que definiste e incluye otros aspectos que consideres importantes, por ejemplo los valores.

Es importante que el candidato y el empleador entiendan claramente el puesto y las expectativas, de lo contrario te encontrarás con una persona en el puesto inadecuado.

Decide tus opciones de reclutamiento

Hay varias opciones para llevar a cabo contrataciones de personal, todas tienen ventajas y desventajas. Seleccionar una dependerá de tus necesidades y recursos disponibles.

Agencias de reclutamiento

Existen agencias que se encargan de llevar a cabo el proceso adecuado para convocar, evaluar y pre seleccionar a los candidatos ideales para el puesto. Una vez que tengas a algunos idóneos, los ponen en contacto contigo para que selecciones al ideal.

Ventajas

  • Ahorras tiempo en la evaluación y selección.
  • Puedes tomar ventaja de los conocimientos de expertos y red de contactos para encontrar a los candidatos ideales.
  • Llevan a cabo mejores métodos para seleccionar los candidatos calificados.

Desventajas

  • Las tarifas pueden ser elevadas.
  • Llevan a cabo un proceso largo y pueden no tener una contratación inmediata.
  • Es posible que no estén familiarizados con tus servicios y no entiendan perfectamente qué necesitas.

Llevar a cabo el reclutamiento por tu cuenta

Puedes reclutar, evaluar y seleccionar a los candidatos por tu cuenta. Utilizando herramientas para buscar candidatos y algunas entrevistas que te ayuden a encontrar a la persona idónea para el puesto.

Ventajas

  • Puedes llevar a cabo el proceso sin intermediarios para asegurarte de encontrar lo que buscas realmente.
  • No hay costo extra por el reclutamiento.

Desventajas

  • Posiblemente no tengas mucha idea qué proceso seguir.
  • Requiere invertir tiempo para asegurarte de encontrar a alguien eficiente.

Cómo llevar a cabo una buena contratación por tu cuenta

Si bien lo ideal es dejarlo a manos de expertos, no siempre es posible cuando se trata de un negocio pequeño. Sin embargo, eso no quiere decir que no puedas llevar a cabo una buena contratación.

estrategias de reclutamiento

Estas son algunas recomendaciones:

Para encontrar candidatos

Puedes utilizar sitios en Internet para publicar tu oferta de trabajo, lanzar la oferta en tu sitio web o redes sociales como LinkedIn. Para esto solo necesitas asegurarte de agregar datos de contacto y requisitos claros.

Otras fuentes que puedes utilizar son periódicos y revistas, ferias de empleo o hasta bolsas de empleo en instituciones educativas. Las referencias y recomendaciones son algunas otras formas de empezar a entrar en contacto con candidatos potenciales.

Publica tu oferta de trabajo en sitios populares y en donde sepas que encontrarás a las personas con el perfil que describes.

Selección

Probablemente recibas una gran cantidad de CVs, lo mejor es que no trates de entrevistarlos a todos porque eso te tomará más tiempo. En lugar de eso, analiza los perfiles de cada candidato y llama a entrevista a aquellos que se vean realmente capaces.

Durante las entrevistas toma en cuenta lo siguiente:

  • Realiza las preguntas típicas para conocer sobre su experiencia, capacidades, actitudes y aspiraciones.
  • Pregunta qué piensan sobre la empresa y por qué quieren trabajar ahí.
  • Haz que el participante complete una tarea o ejercicio que muestre mejor su forma de pensar, trabajar y producir resultados. Por ejemplo, si estás contratando un vendedor, realiza un simulacro para pedirle que intente venderte algo.
  • Considera la personalidad.
  • Explica con detalle las situaciones de trabajo como salario, horario, días festivos, beneficios, etc.

Incorporación al equipo

Una vez que tengas al candidato ideal, es momento de pensar cuál es la mejor forma de incorporarlo a tu empresa. Para eso, lo mejor es que organices con tiempo un proceso sencillo de incorporación en donde expliques más sobre la empresa, las tareas a realizar, el flujo de trabajo y otros detalles.

Como puedes ver, llevar a cabo una contratación no es sencilla. Lo mejor es que te tomes el tiempo para planearla, no te presiones ni te conformes, recuerda que el empleado correcto podría hacer la diferencia para el desarrollo de tu empresa.

Imagen principal por Freepik

Mapa de categorias: