Cómo aumentar las conversiones en tu tienda online en Shopify

Cómo aumentar las conversiones en tu tienda online en Shopify

En el artículo de hoy, vamos a hablar de cómo puedes multiplicar las conversiones de tu tienda online en Shopify gracias a pequeños arreglos y a pequeños trucos tanto de marketing como de diseño.

Como podrás comprobar, son trucos sencillos, pero que aportan una gran cantidad de beneficios, tanto a la hora de captar emails, como a la hora de conseguir ventas, ya que se basan en la mentalidad del usuario y no tanto en el producto que ofreces.

Así que, si tenías ganas de aprender a aumentar tus ventas, estás de enhorabuena. Hoy vas a conseguir unos cuantos trucos con los que podrás lograrlo en menos tiempo de lo que puede parecer a primera vista.

 

Mejora la navegación de tu tienda

El primer punto, y uno de los más importantes, a la hora de mejorar la tasa de conversión de una tienda online, es el de mejorar la navegación de la tienda. No se pueden tener grandes resultados si tu tienda online es difícil de navegar.

Nunca sabes la página exacta por donde van a entrar tus usuarios, por lo que es importante que toda la web esté pensada y diseñada para que los usuarios, de clic en clic, lleguen a donde tú quieres que lleguen.

Por ejemplo, si acceden a la categoría de “Zapatillas de deporte”, deben ser capaces de acceder a todos los productos sin ningún tipo de dificultad. De lo contrario, estarás dificultándoles el proceso de encontrar lo que buscan.

Si aterrizan en la página principal, deben tener un acceso fácil a las categorías, a las páginas de ofertas, a los productos destacados, y a aquellos puntos relevantes de tu web que te interesa que visiten.

No puedes dejar nada al azar: Debes ser tú quien dirija al usuario a través de las diferentes webs, y hacerlo de la forma más sencilla posible, de forma que no se canse de dar clics sin encontrar lo que busca y acabe saliendo.

Con ello, aumentarás el tiempo de permanencia en la página (y, mientras más tiempo pase en la página, más probable es que compre algo), y, además, aumentarás las posibilidades de vender, puesto que estarás ofreciendo aquello que busca de forma sencilla y accesible.

 

Mejora el carrito de la compra

Otro de los puntos más importantes a la hora de mejorar la tasa de conversión de una tienda online es el carrito de la compra.

El carro de la compra es ese proceso accesorio a la tienda online en el que el usuario puede ir añadiendo los productos y en que, cuando ha terminado de añadir todos los que puede querer, puede rellenar los datos de facturación y realizar el pago.

Que el carrito de la compra esté debidamente optimizado es importantísimo, porque no hay nada peor que una persona que está completando una serie de pedidos, y, cuando está en el momento del pago, no lo realiza porque el carrito no es lo suficientemente bueno.

Para optimizar el carrito de compra, deberías tener en cuenta que los productos deberían tener un botón de “añadir al carrito” o de “comprar” directamente, de forma que puedas captar la atención tanto del que va a comprar varias cosas, como de quien solamente quiere un producto.

Además, el carrito debería ser sencillo y pedir los menos datos posibles, a fin de que el usuario no se canse de rellenar un formulario extenso. Tampoco debería tener muchos pasos. Cuantos menos tenga, más probable es que el usuario complete la compra.

Por último, el carrito también debería tener tanto medios de pago como sea posible. Hay muchas personas que prefieren pagar con tarjeta de crédito, pero a algunas otras les da miedo (especialmente gente mayor). Dales una alternativa y aumentarás tus ventas.

 

Optimiza las fichas de producto con copywriting

El mundo de las fichas de producto en las tiendas online es maravilloso, por lo poco en cuenta que se tienen, pese a la importancia que tienen.

Voy a hacer un paréntesis que queda fuera de lo estrictamente referido al CRO: Cada ficha de producto es una página en tu tienda online… ¿De verdad crees que puedes conseguir grandes resultados en tu tienda si tienes 200 o 300 páginas con contenido copiado?

Imposible. En cada ficha de producto necesitas contenido original. Y es algo que muy pocas tiendas online hacen, porque extraen la información de la ficha de producto directamente del proveedor, y se limitan a copiar y a pegar.

Créeme: Si te dedicas a crear el contenido específico y original para cada una de esas fichas de producto, tu tienda online conseguirá un posicionamiento mucho más potente y en menos tiempo.

Ahora bien, dejando a un lado lo referido al SEO… ¿Cómo se puede mejorar la tasa de conversión a partir de las fichas de producto?

Básicamente, aplicando copywriting. El copywriting es una técnica de escritura persuasiva que puede ayudarte a mejorar las conversiones allá donde la utilices. Y las fichas de producto es un lugar magnífico donde utilizarla.

Como te decía, son muy pocas las tiendas online que utilizan contenido original en sus fichas de producto, y aún son menos aquellas que aplican copywriting. Si tú lo haces, tendrás una ventaja competitiva realmente potente.

Para hacerlo, te recomiendo que utilices la sencilla estrategia de Problema – Comprensión – Solución.

Esta estrategia consiste en señalar el problema que tiene el cliente, explicarle por qué le comprendes (por ejemplo, diciendo que tú pasaste por lo mismo), y, por último, ofrecerle la solución, que, en este caso, es tu producto.

También deberías añadir testimonios, ratings, comentarios y tanto “social proof” como te sea posible, de forma que consigas captar mucho más la atención del potencial cliente y convencerlo de que el producto es justo lo que necesita.

 conversion rate optimization

Segmenta tu lista de emails

Otra de las grandes formas de conseguir aumentar tus conversiones es a través de la lista de suscriptores que tienes. En el caso de que no tengas, por supuesto, deberías empezar a construir una, porque es una de las formas más eficaces de “educar” a tus potenciales clientes para que te compren en el futuro, aunque en el momento no estén dispuestos a hacerlo.

Pero, teniendo en cuenta que ya tengas una lista de suscriptores, el próximo paso para aumentar tus conversiones debería ser la segmentación. Este es un tema un poco complicado, porque te pilla a pie cambiado.

Me explico: Para segmentar una lista de emails, lo mejor es diferenciar dónde se captan. Por ejemplo, si te compran zapatillas, puedes añadirlos a la lista de “zapatillas”, y, si te compran “pantalones”, los añades a la lista de “pantalones”.

Del mismo modo, si se han suscrito a tu lista de correo a través de algún formulario, pero sin realizar ninguna compra, también deberías meterlos en otra lista distinta, para diferenciarlo de quien ya ha comprado.

En un mundo perfecto, esos correos que captures también deberían estar segmentados por gustos. De esta forma, tendrías a los compradores segmentados por gustos, y a los potenciales compradores segmentados por gustos.

Con eso, podrías lanzar campañas específicas, que convertirían mucho mejor. También podrías educar mejor tanto a clientes como a potenciales clientes, logrando que los últimos hagan su primera compra, y fidelizando a los primeros, que ya compraron en su pasado.

Esta es una magnífica forma de aumentar las conversiones, porque lo que estás haciendo es entender mejor a tus consumidores, y ellos, además, están agradecidos, porque les envías información relevante para ellos.

Ahora bien, y aquí está el problema: Tú ya tienes una lista de correo, y lo tienes todo mezclado en una misma lista… ¿Qué hacer?

Existen diferentes opciones, pero la más sencilla y eficaz es la de preguntar. Sin más. Envías un email, explicas que quieres segmentar a los diferentes usuarios para ofrecerles contenidos y ofertas más relevantes, y les envías un cuestionario.

En ese cuestionario puedes preguntar si ya han comprado, cuáles son sus gustos, y otras informaciones que te puedan resultar relevantes para hacer la segmentación. ¡Problema resuelto!

 

Utiliza el retargeting

El retargeting también es una solución muy poderosa para todas aquellas ventas que, por cualquier razón, se abandonan cuando están a punto de realizarse. Por ejemplo, por un error en el carrito de compra, o porque el comprador no encuentra su tarjeta de crédito.

Estas son ventas que están completas en un 95%, y no se pueden dejar escapar. ¿Cómo conseguir que lo estén al 100%? Sencillamente, a través del retargeting.

El retargeting es un sistema en el que se carga una cookie al usuario y, de esta forma, posteriormente, se puede especificar una publicidad que le “persiga” por los principales canales de publicidad, como AdSense u otros.

Con ello, consigues recordarle que estaba a punto de realizar la compra, y consigues que la complete.

Esto se puede utilizar de muchas formas distintas. La más sencilla y evidente es colocar el pixel de seguimiento en el carrito de la compra, y, después, mostrarle publicidad diciéndole algo así como “¿Ya no quieres estos productos?”.

Pero también puedes llevarlo un poco más allá y decirle: “Tienes este carrito de la compra por confirmar… ¿Te damos un empujoncito con un descuento del 5%?”. Esto te permitirá multiplicar tus tasas de conversión de una forma espectacular.

Y no es de extrañar. Es una compra que el usuario ya quería realizar de antemano, si se lo recuerdas y, además, le ofreces un descuento, es muy raro que no quiera completar la compra.

Pero el retargeting también se puede utilizar en algunos otros momentos. En lugar de en el carrito de la compra, podrías utilizarlo en los productos que visita, por ejemplo. Así, también puedes mostrarle publicidad diciéndole: “Estuviste mirando este producto, ¿lo quieres?”.

No funciona tan bien como el ejemplo anterior (en el que, al fin y al cabo, ya tenía los productos en el carrito de compra), pero sí que te permitirá aumentar la tasa de conversión un poco más.

Experimentando con el retargeting, te garantizo que puedes conseguir resultados espectaculares.

 

Ofrece extras relevantes

Por último, si tienes una tienda online en Shopify, hay muchas pequeñas cositas extra que puedes ofrecer para conseguir más ventas. Se trata de ofrecer extras concretos que incentiven a la compra y que te permitan aumentar tu tasa de conversión.

¿De qué extras estamos hablando?

Por ejemplo, puedes utilizar un sistema de envío en poco tiempo (incluso cobrando un poco por él, aunque sería más efectivo si pudieras ahorrarle ese coste al consumidor).

También puedes ofrecer garantías de devolución, con lo que el riesgo de comprar algo que no es exactamente lo que querías se reduce, y eso conlleva un aumento de las conversiones.

También puedes utilizar Social Proof, mostrando la cantidad de personas contentas con tu tienda online, o la cantidad de servicios de seguridad que utilizas, mostrando marcas conocidas para ello.

Otro truco que funciona muy bien, también, es indicar en qué medios has aparecido, y qué métodos de pago aceptas. Esta idea implica utilizar las marcas de terceros, que ya son confiables, para que, con su efecto halo, tú te vuelvas confiable.

En este campo hay mucho que explotar, porque los extras que se pueden emplear son casi infinitos, y te pueden dar réditos de lo más interesantes. Así que no dejes pasar la oportunidad de mejorar tu página con estos pequeños trucos.

 

Como puedes ver, conseguir una mayor cantidad de ventas o de emails no es difícil. Solo necesitas aplicar estos trucos de CRO y aumentar las conversiones de tu tienda online de Shopify. A partir de ahí, puedes seguir experimentando para conseguir mejores resultados.

Para seguir experimentando, como no podía ser de otro modo, necesitarás una buena herramienta de analítica web, para poder trackear todo y seguir haciendo pruebas. Pero, de momento, con estos sencillos trucos, ya habrás avanzado mucho.

Deja comentario ...

Empieza tu periodo de prueba de 14 días gratis con Shopify