Características de un buen SEO

Características de un buen SEO

En el artículo de hoy quiero dedicar algo de espacio a hablarte de las características que tiene que tener un buen SEO, puesto que es algo importantísimo en cualquier estrategia de marketing.

Así, este artículo te resultará especialmente útil tanto si quieres dedicarte al SEO y todo lo que tiene que ver con él, como en el caso de que quieras contratar a alguien que desarrolle este trabajo en tu tienda online en Shopify.

Por supuesto, no todas las características que mencione aquí serán igual de importantes. Unas lo son más que otras. Y, además, hay algunas características adicionales que podría ser interesante tener, pero que de las que no hablaré por cuestión de espacio.

Apasionado

Lo primero que tiene que ser un buen SEO es apasionado por lo que hace. Y esto es imprescindible, porque el SEO cambia prácticamente cada día. El algoritmo de Google está reinventándose a diario para que no se le pueda engañar.

Por supuesto, siempre que hay un cambio, hay una forma de engañarlo. Pero esa forma es distinta a la que se utilizaba el día anterior, por lo que es imprescindible ir conociendo estos pequeños cambios para ir ajustando las estrategias.

Y, como puedes suponer, una persona que no esté lo suficientemente interesada en el SEO, no puede mantenerse al tanto de estos pequeños trucos que van cambiando con el paso de los días.

Se necesita tener auténtica pasión para poder dedicar el tiempo necesario a descubrir estos cambios, leyendo muchos blogs y foros, experimentos de otras personas y, por supuesto, realizando experimentos propios para ver hasta qué punto un pequeño cambio puede mejorar los resultados en las SERPs.

Mente analítica

Ya hablé en el pasado de las características que debe tener un analista web. Y, en el caso de los SEOs, también es importante que exista esa mentalidad analítica y capacidad para realizar experimentos (de lo cual hablaré en el siguiente apartado).

La mente analítica es imprescindible para tener en cuenta todos los factores que están influyendo en el posicionamiento (o no) de una determinada página web. Además, esos factores son, cada uno de ellos, exageradamente complejos por sí mismos.

El simple hecho de ver la cantidad de métricas que hay que tener en cuenta en un simple enlace, da buena cuenta de cuánto hay que tener en cuenta en todos los demás temas relacionados con el SEO.

Por lo tanto, una persona que no tenga la suficiente mentalidad analítica, no será capaz de desarrollar un buen trabajo, porque será incapaz de sumergirse en los datos y sacar buenas conclusiones al respecto.

 

Capacidad de realizar experimentos

La segunda de las características relacionadas con el analista web que tiene el SEO, es la capacidad para realizar experimentos. Y es que, como ya he mencionado, es imprescindible ir comprobando pequeñas cositas cada día para ver si el algoritmo de Google ha cambiado.

Estos experimentos, como en el caso del analista web, deben realizarse siguiendo el método científico, para tener garantías de que no hay factores ajenos que estén influyendo en lo que se está tratando de medir.

Por ejemplo, si quieres medir la influencia que tiene el keyword density en dos webs distintas, no puedes utilizar diferentes diseños, o diferentes títulos, o diferentes perfiles de enlaces, porque eso puede afectar a muchas otras métricas.

Esas otras métricas, a su vez, afectarán al posicionamiento y, en consecuencia, no tendrás la certeza de que es el keyword density lo que te ha posicionado o no.

En definitiva, para tener un buen SEO, debes asegurarte de que esa persona tenga la capacidad de realizar experimentos científicos. No siempre es posible, porque es un entorno cambiante y vivo, pero tienes que contratar a aquel que más se acerca a lo que indica la metodología científica.

Sin miedo a las pérdidas

Por supuesto, no en el caso de tu tienda online en Shopify. Pero sí en otras webs. Este es un tema un poco más difícil de entender, pero con una breve explicación se entenderá a la perfección.

Muchas personas montan sus propios sitios web, y, cuando ven que están funcionando, no se atreven a hacer según qué cambios que podrían conducir a que la web acabase en el infierno de Google (y con razón).

Sin embargo, el SEO tiene una suerte de miedo a las pérdidas menos desarrollado, y no tiene problemas en aplicar ese tipo de cambios para ver si puede conseguir acelerar sus resultados y posicionar mejor en Google.        

La ventaja de esto es que, a medida que va haciendo este tipo de experimentos con webs reales de su propiedad, a medida que van cayendo o subiendo, va aprendiendo por el camino y, después, puede aplicar esas técnicas a otras páginas web.

En cierto sentido, esa capacidad para no tener demasiado miedo de perder el posicionamiento de sus webs, ayuda a que, cuando trabaja en una nueva web, pueda ir más rápido, gracias al conocimiento que ha ido acumulando.

Por lo tanto, cuando vayas a contratar a un SEO, fíjate tanto en sus éxitos como SEO como en sus fracasos. Si solo tiene éxitos, significa que no se arriesga. Si tiene fracasos, es que siempre está buscando el límite del algoritmo de Google.

Es ese último tipo de SEO el que te interesa contratar (eso sí, que los experimentos los haga con sus webs, no con las tuyas). 

Capaz de realizar tareas repetitivas

Otro punto importante es que tiene que ser una persona capaz de realizar tareas repetitivas, porque muchas de las tareas que hay que realizar en el SEO se tienen que llevar a cabo cientos de veces.

Y este punto es importante, porque no es fácil encontrar a alguien que, además de tener la capacidad de realizar tareas repetitivas, tenga un pensamiento divergente y creativo, que es otra de las características que debe tener un SEO.

Por lo general, la persona que tiene una cosa, carece de la otra. Por ejemplo, las personas creativas, tienden a aburrirse con los procesos repetitivos. Por eso encontrar a un buen SEO es tan difícil.

Hay un grado superior de SEO, que es aquel que es capaz de programar sistemas que hagan que esas tareas repetitivas estén automatizadas. Por supuesto, para ello, además de SEO debe tener buenos conocimientos de programación. 

Pensamiento divergente

El pensamiento divergente consiste en un tipo de pensamiento que, a partir de crear varias opciones posibles en la mente, averigua soluciones creativas a los problemas, y discierne la mejor solución de la segunda mejor y de la tercera.

Con ello, lo que puede hacer el SEO, es tratar de buscar una solución a un problema de posicionamiento dado y, si no funciona, probar la segunda mejor opción. De este modo, puede ir encontrando los mejores agujeros en el algoritmo de Google.

Además, el simple hecho de que las oportunidades y soluciones que encuentra sean originales, ya es una gran contribución al proceso de solución de según qué problemas de posicionamiento, por lo que es un gran activo que debes tratar de atraer a tu empresa.

En general, este tipo de pensamiento se hace necesario para encontrar elementos que, sin estar directamente relacionados con el SEO, sí pueden ayudar a mejorar el posicionamiento (por ejemplo, la actividad en las redes sociales). 

Capacidad de trabajar en equipo

Esta es una característica imprescindible en prácticamente cualquier trabajo, a día de hoy. Es importante que todas las personas que conforman un equipo tengan facilidad para comunicarse entre sí y alcanzar objetivos comunes.

En el caso del SEO, es especialmente importante, porque, aunque puede hacer muchas cosas sin tener que colaborar con los demás, también hay otro enorme apartado que no puede hacer sin colaborar con otros miembros del equipo.

Por ejemplo, si quiere conseguir determinados enlaces, necesitará ponerse en contacto con los redactores para que éstos le escriban un contenido interesante donde colocar el enlace y, de esta forma, conseguir la reseña en otra web.

Si quiere mejorar el SEO On Page de la tienda, necesitará hablar con el programador y con el diseñador para que todo siga un esquema óptimo de cara a Google, sin sacrificar la experiencia de usuario por el camino.

En definitiva, el SEO necesita tener capacidad para hablar con los demás miembros del equipo y tratar de obtener los mejores resultados, tras marcar objetivos comunes.

Competitividad

Esta es una forma de ser que no puede faltar en un SEO, porque, al fin y al cabo, el SEO consiste en alcanzar la primera posición en Google, no la segunda.

Es evidente que, si estabas en la última página, y, poco a poco, vas mejorando posiciones, aunque no estés en la primera, significa que estás mejorando. Pero, aun así, el principal objetivo es alcanzar la primera posición, y eso es algo que no debe perder de vista el SEO.

Por lo tanto, a la hora de contratar a uno, céntrate en que tenga esta característica de no conformarse con las segundas posiciones. Solo importa la primera. 

Detallista

Por último, tienes que tratar de encontrar al SEO que sea más detallista posible. Y es que, en el mundo del SEO, hay una frase que refleja muy bien la realidad: “El SEO no es hacer una cosa bien, sino hacer muchas pequeñas cosas muy bien”.

En este sentido, es recomendable que busques a una persona que sea obsesiva, y que disfrute dejando todos los aspectos implicados en el posicionamiento web correctamente optimizados.

Y, créeme, esto no es fácil. Implica una obsesión y una pasión por el trabajo que no todo el mundo tiene. Así que, si encuentras a un SEO que cumpla con esta característica, no lo dejes escapar. 

Como puedes ver, para ser SEO, hay que tener algunas características esenciales. Espero que este artículo te haya resultado útil tanto si quieres dedicarte a este mundo, como si tienes una tienda online en Shopify y quieres contratar a alguien para la optimización en buscadores.

¿Y tú? ¿Qué opinas? ¿Crees que me ha faltado o me ha sobrado alguna característica necesaria para ser un buen SEO? ¿Has contratado a alguno? ¿En qué te fijaste? ¡Cuéntamelo en los comentarios y te responderé tan pronto como sea posible!

¿Tienes preguntas sobre el funcionamiento de Shopify?

Escríbele un correo electrónico a nuestro equipo de Soporte Técnico, y ellos responderán en español a la brevedad posible.

soporte@shopify.com

Temas:

Deja comentario ...

Empieza tu periodo de prueba de 14 días gratis con Shopify