Blogs de Shopify

Antama, un negocio familiar de artesanías mexicanas con conciencia ecológica y social

Anna, Taiga y Manuel

Esta es la historia de éxito de Anna y Manuel, una pareja finlandesa-mexicana que vive con sus tres hijas en el bosque de la Sierra Madre Sur de Oaxaca, México, y de cómo a pesar de los desafíos geográficos y de conectividad lograron crear y hacer crecer su negocio: Antama.

Todo empezó en 2010, cuando Anna dejó su Finlandia natal para recorrer México sin imaginarse que en las sierras de Oaxaca encontraría su lugar en el mundo y al gran amor de su vida, Manuel. Poco más de un año después, llegó al mundo su primera hija Taiga quién los introdujo al uso del rebozo, una práctica tradicional mexicana de cargar bebés, y que Anna y Manuel adoptaron naturalmente.

Desde ese entonces, Anna se ha abocado de lleno al estudio del cuidado de bebés, primero en Finlandia, donde tomó cursos de consultoría y donde se familiarizó con las recomendaciones occidentales de ergonomía, y más tarde en México, donde ha estudiado partería y, de la mano de las abuelas parteras, ha participado en diversos seminarios y entrenamientos de doula (mujer que informa y acompaña en el proceso vital de la maternidad).

Manuel, por su parte, es un hábil artesano de joyas que además se ocupa de todo lo relacionado con el mantenimiento del rancho y la preparación y envío de los pedidos.

La importancia de vivir en armonía con la naturaleza

Sierra Madre del Sur, Oaxaca, México.

Anna y Manuel optaron por vivir en un rancho ecológico en medio de la naturaleza porque para ellos es fundamental vivir en un espacio natural y limpio. La sustentabilidad, para esta pareja de emprendedores, es importante en muchos sentidos y por eso trabajan codo a codo con comunidades locales.

El ser humano -nos cuenta Anna- está directamente conectado con la tierra, por eso su salud es nuestra salud. Elegimos vivir aquí por una decisión ecológica, política, social y espiritual. Cultivamos plantas medicinales, construimos casas ecológicas y preservamos los bosques donde vemos crecer a nuestras niñas. La naturaleza en sí misma es un valor enorme para nosotros y para nuestros ancestros. Por eso creamos productos que además de ser bellos, también son prácticos y duraderos porque están hechos con fibras de origen natural que tienen múltiples funciones. También hemos estado trabajando con una producción orgánica durante algunos años ¡y esperamos lanzarla muy pronto este año! Nos veo en el futuro haciendo más proyectos ecológicos con diferentes comunidades locales.

Manuel

Manuel

Para Anna y Manuel, la familia y el trabajo están entrelazados. Digamos que Antama gira alrededor de la familia y la familia alrededor de Antama. No hay un día igual a otro por que trabajan con el ritmo de la familia, y como las niñas aún son pequeñas, sus horas de trabajo son flexibles.

“Algunos días nos enfocamos más en la administración de la tienda y en nuestros diseños -nos cuenta Anna-, otros días revisamos la calidad de la producción de los rebozos, y como trabajamos con artesanos de diferentes comunidades de Oaxaca, también viajamos para ver la producción y estar en contacto con ellos.Encontrar el equilibrio entre cómo responder a las necesidades de presencia y actividades de las niñas y al mismo tiempo las necesidades del rancho, de Antama y de los clientes es todo un reto; pero la forma de responder a ello transforma y cambia junto con el crecimiento de las niñas y la familia. Hay que tener paciencia para lograrlo”.

niñas en taller

¿Cómo se gestó la idea de vender rebozos para portabebés?

Para nosotros la idea de cargar bebés es completamente natural. Por eso durante una de nuestras visitas a México en 2012 -cuando aún vivíamos en Finlandia- se nos ocurrió la idea de llevar algunos fulares a Finlandia y promocionarlos en Facebook para ofrecer una opción artesanal de portabebés, y de esta manera fortalecer el vínculo entre los bebés y las personas que los cuidan.

niña cargada en rebozo
Niña cargada en rebozo

Desde el momento que comenzamos nuestra vida de pareja anhelábamos poder crear un puente entre las culturas mexicano-finlandesa, sin imaginarnos que con el paso del tiempo ese anhelo se transformaría en un puente más internacional cuando comenzamos a recibir pedidos de otros países. Por esta razón, traduje la página del finés al inglés y la llamamos Antama, que viene a ser la unión de las dos primeras siglas de cada uno de nuestros nombres: Anna, Taiga (nuestra primera hija) y Manuel.

Poco tiempo después regresamos a vivir a México y fue allí que comenzamos una etapa de transformación. Hicimos una cooperación con una querida partera quien nos pidió un lote de rebozos tradicionales, y como el mundo de los partos nos llamaba, fue natural empezar a meternos más y más dentro de la producción y tejido de los rebozos tradicionales. Al vínculo de bebés y mamás, añadimos nuestro deseo de apoyar a la gente que trabaja en partos para acompañar más a las familias en momentos de transformación y transición. También queríamos apoyar más a las comunidades de artesanos y agregar un poco de nuestro amor a las artes con el diseño de las prendas. Por esa razón buscamos una conexión directa con los artesanos y el mundo tradicional de tejer los rebozos.

telar

Manuel ya había aprendido con su abuela el uso del rebozo, y por eso las manteadas han estado presentes en nuestras vidas desde que nos conocimos; así que poco a poco, lo que comenzó siendo un pasatiempo fue convirtiéndose en nuestro trabajo diario.

¿Qué es una manteada?

La palabra “manteada” se utiliza en México y Guatemala para designar el tratamiento llevado a cabo con una manta o rebozo tradicional que aprieta y libera los músculos suavemente como en un masaje. Este suave movimiento que se hace con el rebozo ayuda a que la mujer se relaje dando espacio y movilidad a sus músculos, ligamentos y huesos. Tradicionalmente, los rebozos se utilizan para masajear el cuerpo de la mujer moviéndolo rítmicamente, durante el embarazo, en el parto y en el posparto, para lograr efectos positivos en la madre y el bebé.

manteada

Trabajar con y para las comunidades de artesanos locales

Para estos jóvenes emprendedores siempre ha sido muy importante hacer cosas que tengan un significado y que reflejen sus valores. Por eso crearon una empresa que apoya el trabajo local, y cuyos productos son fabricados a mano utilizando técnicas ancestrales transmitidas de generación en generación. De esta manera, no sólo fortalecen el trabajo comunitario para que la gente pueda seguir viviendo en sus pueblos sin necesidad de tener que moverse a las ciudades en busca de trabajo, sino que también generan productos artesanales que fortalecen la salud de las personas que los usan, principalmente a las madres y sus bebés, como también a los padres, las parteras y las doulas.

hombre trajando en telar

Antama nació de la idea de poner al alcance del mundo los productos locales fabricados en las comunidades mexicanas y, de este modo, apoyar la vida, las técnicas ancestrales y las artesanías tradicionales de nuestra gente. – Anna Kotiranta.

¿Por qué eligieron Shopify?

Al principio, cuando vivíamos en Finlandia, manejábamos el negocio desde nuestra cuenta de Facebook, pero cuando nos mudamos a México la cosa cambió porque nos mudamos a un rancho en la Sierra Madre Sur de Oaxaca, donde no teníamos conexión de internet ni tampoco de luz, lo que hizo que fuera un desafío muy grande poder seguir administrando el negocio.

Por aquellos tiempos, viajábamos al pueblo local dos veces a la semana en busca de internet, incluso en la temporada de lluvias y con las bebés pequeñas. Aún recuerdo cuando nuestra segunda bebé nació y ¡teníamos que esperar media hora para abrir la página de Facebook y ver los mensajes!, y como cada venta era a través de mensajes, el proceso llevaba mucho tiempo. A veces la gente terminaba comprando en otros lugares en vez de esperar nuestra respuesta, pero aún así no renunciamos.

Con el paso del tiempo, la transformación de la sierra en general y la posibilidad de acceder a mejores conexiones de internet, Anna y Manuel tuvieron la oportunidad de tener conectividad en su propio rancho y crear su tienda virtual.

Al principio probamos con Etsy – nos dice Anna- pero necesitábamos una plataforma donde pudiéramos compartir más de lo que Etsy nos ofrecía en aquel momento. Luego tratamos de crear una tienda con Prestashop, pero como ninguno de nosotros tenía la experiencia ni la curiosidad por la computación, se convirtió en un trabajo muy ardo, sumado al hecho de que la plataforma tampoco funcionaba bien con dispositivos móviles. Imagínate, ¡me tardé tres meses en crearlo y fue tiempo perdido! -se ríe Anna-.

Como hasta ese entonces no habían tenido una producción considerable y las ventas eran pequeñas, además de no contar con experiencia en tiendas virtuales, tenían dudas de si les iba resultar pagar por una plataforma de Ecommerce, sumado a todas las comisiones que incluye una tienda virtual. Sin embargo, al ver que las opciones anteriores no habían sido muy gratificantes ni prácticas decidieron dar el gran salto y confiar en Shopify.

Utilizar Shopify fue una decisión buenísima desde el principio; fácil de crear y manejar, sin necesidad de conocimientos en computación. Lo hice rápido y funcionaba con todos los dispositivos desde el principio. Y sí resultó para nosotros. -Anna Kotiranta-.

¿Cómo fue la primera venta?

Nuestra primera venta fue a una conocida que trabaja como acompañante en partos. Nos alegró mucho porque sabíamos que no lo hizo sólo para apoyarnos, sino porque sabía que nuestros productos realmente le ayudarían tanto a ella como a sus clientes, que son madres embarazadas y familias. El primer año el tráfico fue muy bajito, pero fue creciendo orgánicamente poco a poco. El gran cambió se dio después de que compré mi primer teléfono inteligente, como parte de mis estudios de partería, y que me permitió meterme en el mundo de Instagram, estar más conectada y presentar a Antama a gente de todo el mundo de una manera más amplia que antes, aumentando significativamente el tráfico en la página y las ventas de Antama.

 Hemos tenido mucha perseverancia en nuestro trabajo a pesar de los desafíos geográficos y la falta de conectividad a internet. -Anna.

¿Usan alguna App. de Shopify que les resulte indispensable?

Usamos la aplicación de Aftership, para que nuestros clientes puedan rastrear sus productos y ver en el mapa en qué lugar está su pedido, ofreciéndoles de esta manera más transparencia y claridad. También usamos la aplicación de Yotpo, para que las personas tengan acceso a los comentarios de nuestros clientes acerca del producto que están pensando en comprar, lo que a la vez nos da una información muy valiosa acerca de cómo ha sido la experiencia del cliente.

¿Cuáles dirían que son los principales desafíos de ser un emprendedor en México y qué hacen para sostener su negocio a pesar de ellos?

Para nosotros, particularmente, es el lugar donde vivimos porque está muy retirado; por ejemplo, cuando se trata de obtener los servicios de una oficina de envió. Aquí en la sierra no hay nada de eso, y la ciudad desde donde hacemos los envíos está a 1 hora y media de distancia. Por eso decidimos planear un día a la semana para llevar los pedidos. Como no hay muchas opciones de envió, y la empresa que nos ha dado el servicio no tenía mucha experiencia en hacer envíos internacionales al principio, tuvimos que trabajar con ellos durante meses para conseguir precios de envíos claros. Por otra parte, como el pueblo es muy pequeño, nos hemos visto obligados a viajar a diferentes ciudades de México, principalmente en Oaxaca, para buscar algunos materiales necesarios para nuestro trabajo.

Guía gratis: Preparación y envío de mercadería

Desde decidir cuánto cobrar a tus clientes, a entender sobre seguros y seguimiento de envíos, esta guía completa te acompañará paso a paso durante todo el proceso.

A eso hay que sumarle que aquí en la Sierra la conexión de internet es a veces lenta por la distancia, y a veces se corta a causa del clima de las montañas. Eso nos ha hecho muy flexibles y a estar preparados para viajar a otros pueblos cuando es necesario; además, como no contamos con líneas telefónicas para hacer una llamada, a veces tenemos que movernos unos kilómetros para tener acceso a un teléfono.

Por último, como tenemos niñas pequeñas, no podemos movernos todo el tiempo a los mercados y a las ferias de las ciudades para ofrecer nuestros productos, pero gracias a Shopify, la tienda virtual nos da la oportunidad de vender nuestros rebozos desde aquí en la sierra y para todo el mundo”.

¿Qué consejos tienes para emprendedores que están considerando tener una tienda virtual?

Les diría que crean en sus sueños y sean perseverantes, porque para poder cumplir sus sueños hay que estar listos para trabajar duro y caminar aunque sea dando pasos pequeños, Que tomen los errores humanos con humildad y curiosidad porque son oportunidades grandes para aprender y mejorar.

También les recomendaría que estudien un poco sobre Ecommerce y marketing, ya que puede ser un apoyo grande para aprender cómo administrar su negocio y evitar errores, como así también tener en cuenta cuáles son las opciones de logística que están a su alrededor pues es un elemento fundamental para vender sus productos.

Y por último, les aconsejaría que para comenzar su negocio busquen una plataforma sencilla de Ecommerce como Shopify, porque eso les ayudará a superar varios desafíos.

Anna y Manuel con dos de sus hijas

La misión de Antama es fortalecer la vida de las personas que usan sus productos, al tiempo que preservan el trabajo de los artesanos y la vida en los pueblos. Una misión cargada de un deseo auténtico y profundo por apoyar la cultura de las parteras, de las doulas y de las familias de todo el mundo. Un compromiso que se cristaliza cada mes con la donación del 10% de sus ingresos que destinan a parteras locales, familias de bajos ingresos y organizaciones sociales con el fin de apoyar la salud de las comunidades locales. En fin, un negocio familiar impregnado de conciencia social y sabiduría ancestral. 

Antama logo

Acerca del autor: Pablo Golán es editor en jefe del blog de Shopify en español y responsable de marketing de contenidos y localización para España y Latinoamérica.

Mapa de categorias: