A pesar de tener trabajos de tiempo completo, estos dos emprendedores crearon una exitosa tienda pop-up para su tienda virtual

A pesar de tener trabajos de tiempo completo, estos dos emprendedores crearon una exitosa tienda pop-up para su tienda virtual
feature

¿Qué sucede cuando dos consejeros universitarios deciden llevar su pasión por la moda sureña en conjunto con el acceso a la educación? Bueno, si le preguntas a Steve y Thomas, probablemente te digan que una tienda virtual que vende corbatas de moño y dos empresarios que acaban de ejecutar su primera tienda Pop-Up exitosa dentro de una boutique para mujeres en Mississippi.

Este caso de estudio nos guiará a través del viaje de dos amigos y su búsqueda por ejecutar un negocio paralelo usando una porción de lo que ganan al ayudar a estudiantes con becas de estudio. Desde dar con un concepto, hasta buscar proveedores, crear la tienda en línea y ver lo que se requiere para tener una tienda pop-up, estos dos tienen un conocimientos que compartir.

Ya sea que estén usando tiendas pop-up para agregar otro canal de ventas o como una manera de incrementar conocimiento de marca, The Good South es una prueba de que esta tendencia está aquí para quedarse, y de por qué todo emprendedor del comercio electrónico debería considerar darle una oportunidad.

Comencemos.

1. ¿Qué los inspiró para comenzar The Good South?

Ambos tenemos trabajos fijos como consejeros en la Universidad de Mississippi, por lo que compartimos pasiones similares, y amamos todos los aspectos de la cultura sureña, especialmente nuestro estilo en la ropa.  Buscamos la mejor manera de combinar nuestras dos grandes pasiones, estilo y educación y surgió lo necesario para abrir The Good South.

Somos capaces de vender productos que representan de la mejor manera todo lo que amamos del sur, corbatas de moño, playeras y sombreros. Hemos creado oportunidades para estudiantes a través de nuestra fundación The Good South Scholarship Fun, que es la mejor manera de ayudar a estudiantes de preparatoria a pagar su universidad a través de tomar una porción de nuestras ventas anuales y volverlas becas escolares.

2. ¿Cómo fue el proceso de configurar su tienda en línea?

Sabemos que para comenzar un negocio en línea, las imágenes son realmente importantes. Todo llevó tiempo de preparación. Nos tomamos el tiempo de planear la sesión de fotos de nuestros productos ya que al estar en línea nos dimos cuenta que estos recursos son sumamente importantes. Tuvimos una preparación previa.

Acabamos comprando nuestra plantilla a través de Shopify unas semanas antes de seguir adelante y subimos lo que pudimos. Luego, después de la sesión de fotos subimos las fotos. Todo el proceso de compra de la plantilla y la vinculación de nuestro dominio fue muy simple. No somos las personas más tecnológicas y estábamos preocupados, pero Shopify terminó siendo muy fácil de usar.

3. ¿Cómo fue el proceso de diseño y creación de sus productos?

Elegimos los productos basándonos en lo que consideramos es esencialmente sureño. Además fue realmente importante diseñar nuestras propias corbatas. Queríamos tener una opinión sobre todo. Ahora para ser completamente honestos, no sabíamos mucho acerca de la industria, así que fue un gran aprendizaje.

Trabajamos en el negocio cerca de dos años antes de hacer el lanzamiento oficial en noviembre. No anticipamos trabajar en el negocio tanto tiempo antes de abrirlo, pero realmente queríamos hacer las cosas bien y tener las cosas exactamente como queríamos antes de hacer el lanzamiento.

Nuestro siguiente paso fue comenzar a buscar recursos de fabricación con un proveedor. Para ser honestos, el proceso fue más difícil de lo que anticipamos. Existe mucha prueba y error, y terminamos ordenando múltiples pruebas de fábrica y sosteniéndolas en nuestras manos para ver cuál amábamos más. Sólo seleccionamos lo que amamos y aquellos que pensamos que nuestros clientes amarían.

La otra cuestión que encontramos fue que es increiblemente difícil encontrar proveedores en América. Era realmente importante para nosotros que nuestros productos se hagan en el sur, así que específicamente queríamos un proveedor del sur. Pusimos mucho amor en los diseños de nuestras corbatas de moño, y sabemos que aunque es un artículo pequeño, lleva mucho tiempo realizar su confección. Nos tomó meses encontrar un proveedor que pudiera poner amor en la ejecución de nuestras corbatas, tal y como nosotros lo pusimos en el diseño.

4. ¿Cuál fue su estrategia de envío?

Considerando que Good South era algo que debíamos poner en conjunto con nuestros trabajos de tiempo completo, primero decidimos enviar directamente desde nuestra oficina durante el almuerzo, y pensamos en todo. Escribíamos a mano la nota de agradecimiento para cada cliente.

Sin embargo, otro de los elementos que se involucraba era que en nuestros trabajos viajábamos mucho. En muchas ocasiones debíamos poner enviar pedidos mientras viajábamos y ahora eso lo tenemos dominado cada vez que salimos de viaje. Terminamos el empaquetado de cierta cantidad de corbatas y camisetas y sombreros en nuestras camionetas, junto con los materiales de envío, por lo que podemos decir que hacemos negocios de envío viajando.

5. ¿Por qué decidieron tener una tienda pop-up? ¿Tenían como objetivo hacerlo?

Sabíamos que queríamos tener una tienda pop-up, y estuvo bastante relaciónado con el hecho de que habíamos escuchado comentarios sobre esta modalidad por todas partes, además de que el blog de Shopify nos inspiró. Nuestra meta era realmente encontrar una ubicación en donde estuviera la tienda y pudiera generar beneficios no sólo de ventas, sino de conocimiento de marca.

Por suerte, aprovechamos una boutique de ropa para dama pensando que era la ubicación perfecta. Era una maravillosa tienda en Hattlesburg, Mississippi. La tienda se llama Click. Encontramos que a pesar de que nuestro público son hombres sureños, las mujeres haciendo compras para sus novios o esposos proporcionan nuestra mayor cantidad de ventas.

Lo que amamos de una tienda pop-up es la gran oportunidad de alcanzar diferentes mercados, y que nos permitiera ver a nuestros clientes interactuar con nuestros productos en persona. A veces puede ser difícil, como bien saben, para un cliente apreciar la calidad de un producto cuando está en línea. Tener una tienda pop-up nos permite tener diferentes experiencias de compra, más de los que la mayoría ha pasado.

6. ¿Cuáles fueron los detalles de su arreglo con los dueños de la boutique?

Teníamos un escenario de ensueño para nuestra tienda pop-up. Esta boutique nos contactó para que pusiéramos una tienda pop-up en su tienda, a lo cual accedimos inmediatamente. Terminaron limpiando un espacio por completo para nosotros y nos proporcionaron no sólo espacio gratis, sino a posicionarnos en el mercado, brindándoles 20% menos a sus clientes que hicieran una compra en The Good South.

7. ¿Qué hicieron a partir de su diseño de interiores y perspectiva de muestra?

Fuimos afortunados de que nuestra tienda pop-up estuviera a escasas dos horas de nuestra oficina. Tuvimos la oportunidad de ir y ver el espacio físico dos semanas antes. Una cosa sobre nuestro negocio es que tenemos días realmente ocupados, así que planeamos todo lo más sencillo posible. Tomamos fotografías y luego comenzamos a dibujar cómo nos gustaría que la tienda se viera.

Fue como cuando ves un lienzo en blanco. Era completamente blanco, limpio, que término funcionando para nosotros de la mejor manera posible.

Queríamos que ese espacio representara a The Good South, así que diseñamos una pared de muestra, e inmediatamente supimos que era en donde nuestras corbatas realmente iban a brillar. Construimos 24 muestrarios de nuestras corbatas de moño, nada caras. Home Depot nos hizo estos mostradores, así que nosotros no tuvimos que cortarlas; lo único que hicimos fue ensamblarlos y mantenerlos.

Además tuvimos una firma con nuestro logo. Era un letrero grande. Queríamos hacer que todo distinguiera nuestro espacio del de la boutique, para que los clientes se dieran cuenta que si no llevaban ropa de hombre, podían hacerlo gracias a que The Good South estaba en ese espacio.

Además trajimos decoraciones que teníamos en nuestras oficinas, y queríamos mantener todo limpio y simple, así que invertimos de manera estratégica, porque queríamos maximizar nuestra inversión y realmente sentimos que no eran necesarias decoraciones que le quitaran visión a nuestros productos.

Queríamos que nuestros productos hablaran por ellos mismos. Estábamos realmente felices con los soportes de nuestras corbatas. Eran limpios y simples, pero se sentía casi como una galería de arte.

8. ¿Qué hicieron para pronosticar sus ventas y determinar la cantidad de productos que debían tener en inventario?

Ya que nuestra tienda sólo se abría un día, sábado de 10:00 a 5:00 pm, no estábamos realmente seguros cuantas corbatas llevar, así que estimamos cuantas posiblemente podíamos vender en un día muy bueno y tomamos más de eso. Tenemos de más por si acaso, ya que nos odiaríamos si perdiéramos la oportunidad de vender por quedarnos sin existencia.

Además empaquetamos un poco más para hacer que la tienda se viera llena, se sintiera un poco más completa, ya que también era una gran oportunidad para que tomáramos fotos y las subiéramos a las redes sociales, y fue genial poder ver nuestros productos en un estante, en una tienda.

9. ¿Cómo promovieron su tienda?

Hicimos todo a través de redes sociales, Facebook, Twitter e Instagram terminaron siendo nuestros canales. Promovimos nuestra tienda en Facebook y todo lo que hacíamos también lo mencionaba Click, la boutique que nos acompañaba, así que se volvió una promoción cruzada en nuestras cuentas, por lo que vimos también como dirigíamos tráfico a su tienda. Además nos promovíamos en nuestro blog y escribíamos lo genial que era la tienda. No sólo se trata de compartir un montón de cosas y darles retweet, también incluíamos imágenes.

 

También nos hicieron el favor de enviar dos correos electrónicos. El primero fue dos días antes de que nuestra tienda abriera y se les hizo llegar a todos sus clientes informándoles que estábamos presentes; el siguiente fue el día del lanzamiento. Terminamos ganando una gran cantidad de seguidores en redes sociales esa semana y notamos un incremento en las visitas hacia nuestra tienda virtual, lo que hizo que la experiencia fuera motivadora y positiva.

10. ¿Cómo evaluaron el éxito de su tienda pop-up?

De hecho tuvimos un número record de ventas diarias ese día. Sin mencionar que ganamos unos cuentos seguidores en nuestras cuentas de redes sociales a través de la promoción cruzada con Click. Eso es realmente importante, ya que se te queda grabado. Tenemos ahora la oportunidad de alcanzar nuevos seguidores participando con ellos activamente para motivarlos a comprar en el futuro.

Otra cosa que sucedió fue el repunte de ventas para Click ese día, y han dicho que les gustaría hacer algunas otras cosas con nosotros en un futuro; algo realmente grande. Algunos de los clientes que acudieron a nuestra pop-up expresaron su interés por comprarnos al mayoreo, por lo que estas relaciones también son una gran ventaja para el negocio.

11. ¿Qué consejos les darían a otros emprendedores en el comercio electrónico que buscan tener una tienda pop-up?

Lo primero que les aconsejamos es estar abierto al cambio, porque nunca se sabe lo que va a pasar. Hemos planificado y hecho bosquejos con apoyo de otras personas, por así decirlo, para nuestro espacio. Lo pusimos en un lugar que creíamos se vería bien en un bloc de dibujo, pero tal vez tuvimos que deshacernos de elementos que en dibujo estaban bien, pero en la tienda real ya no. Nunca se sabe lo que va a suceder. Son ensayos de prueba y error.

El otro consejo sería simplemente hazlo, da el 100% y ten tu tienda pop-up. Encuentra un lugar que se ajuste a tu marca y que tenga sentido, y posteriormente planifica y prepárate. Ese es nuestro lema para todo. Tenemos la intención, el plan, así que de antemano planificamos y luego trabajamos estratégicamente durante dos semanas para la tienda pop-up, y creo que todo funcionó bien. No estábamos agotados, a pesar de que era nuestra primera vez, gracias a que teníamos un plan de juego, pero no sabíamos exactamente dónde y cómo queríamos ser expuestos.

Una última cosa, no deben gastar una gran cantidad de dinero para tener una tienda pop-up. Hicimos nuestros estantes y salieron relativamente baratos, y son completamente “Hazlo tú mismo”. Además, los letreros salieron económicos, así que tener tu tienda pop-up no te va a costar un brazo ni una pierna. Puede ser intimidante, por lo que aquí esta nuestro mejor y más grande consejo “Solo háganlo”. Las tiendas pop-up toman un tiempo de preparación, pero no son nada caras.

(Créditos de imágenes: The Good South)

¿Te gusto este post? Amarás Cómo crear una tienda pop-up exitosa y Guía para conseguir un espacio gratis para una tienda pop-up

¿Buscando tener tu propia tienda pop-up? Checa Shopify POS.

Acerca del autor

Humayun Khan es Retail Content Strategist en Shopify. Conoce más sobre él en Twitter y Google+.

Deja comentario ...

Empieza tu periodo de prueba de 14 días gratis con Shopify