5 errores de Call-to-action que seguro cometes

5 errores de Call-to-action que seguro cometes
feature

Este es un guest post por Emanuel Olivier Peralta, Fundador y CEO de Genwords.

¿Has escuchado el término Call-to-action? De ser así, quizá tengas una idea de lo que vamos a hablar. Pero si por el contrario, no tienes ni idea y comienzas a sentir curiosidad respecto al tema, veamos un poco más de información al respecto. Recuerda que estos recursos sirven de excelente manera para tu tienda online, así que no dudes en seguir leyendo este contenido.

¿Qué es un Call-to-action?

Un Call-to-action o CTA se define como un botón o leyenda que estimula al lector a concretar una determinada acción de marketing. Antiguamente comenzaron a utilizarse con los famosos “Llame ya” o “Compre ahora”; en la actualidad, gran parte de las empresas suele incluirlos en la mayoría de sus piezas de comunicación.

Su uso parece muy simple y básico, pero existe una serie de errores bastante comunes que suelen cometer las compañías al implementar este recurso, sin tomar en cuenta variables como cantidad, diseño, ubicación y contenido.

A continuación veremos los 5 errores más frecuentes en el uso de CTA:

1. Utilizar demasiados Call-to-Action

En un sitio, blog o tienda virtual, insertar numerosos CTA suele generar confusión entre los lectores. Esto se debe a que muchas veces proponen acciones distintas que incluso pueden contradecirse. En algunos casos una publicación puede llamar a completar un formulario, pero, por ejemplo si hablamos de una tienda online, a la vez puede invitar a realizar una compra o ponerse en contacto con el vendedor.

La clave es preguntarnos lo siguiente:

¿Cuál es la acción principal que buscamos generar en el público?

Una vez definido el objetivo se recomienda incluir únicamente los CTA que estén relacionados a la acción primaria, con el fin de sugerir y estimular la acción en el lector de varias formas durante toda la página, sin desviarlo del objetivo que estamos persiguiendo.

2. Sobreexponer el diseño del Call-to-Action

Uno de los motivos de las tasas bajas de clics en CTA se debe a una exposición exacerbada del botón o la leyenda que invita a la acción, desequilibrando el diseño general de la pieza. Estamos de acuerdo en que el CTA debe tener un diseño y una ubicación estratégica, pero siempre acompañando estéticamente a cada uno de los elementos compositivos de la pieza.

No olvidemos que para llamar a una acción primero debemos explicar de qué se trata nuestra propuesta y tomar en cuenta que el contenido descriptivo del mensaje no es menos importante que el CTA, como vemos en siguiente ejemplo de HubSpot:

Con respecto al texto que conforma el CTA, es recomendable que no supere las tres palabras (sin contar artículos o conectores).

3. No probar nuevas ubicaciones para el Call-to-Action

Es muy común encontrarlos únicamente al final o en la parte inferior de una pieza o publicación. Esa ubicación tan sólo funcionaría si estamos seguros de que las personas leerán todo el texto.

No obstante, las estadísticas informan que la gran mayoría de las personas no llegan a leer ni un 60% del texto, por lo que definitivamente debemos ofrecer una oportunidad de conversión previa al final. Recomendamos experimentar colocando CTAs en distintas ubicaciones, como el margen superior o entre el medio de la pieza, para posteriormente realizar pruebas, caso por caso, que proporcionen cuál funcionó mejor y por qué.

CrazyEgg prueba con CTAs en diferentes ubicaciones.

4. Incluir la palabra “enviar” en un Call-to-Action

Cuando una persona ejecuta un llamado a la acción es porque hemos despertado su deseo por nuestro producto, servicio o tienda virtual. Al incluir la leyenda "enviar" en un CTA estamos convirtiendo ese deseo en ansiedad, debido a que la acción de enviar genera la sensación de esperar por una respuesta.

Para estos casos aconsejamos el uso de CTAs como "Descargar ahora", "Obtenga su versión de prueba", "Hable con un experto", entre otros. Este tipo de llamados a la acción provocan una sensación de instantaneidad mucho más amable para el lector. 

Otra técnica empleada exitosamente es la de brindar dos CTAs que actúen como respuestas a una pregunta disparadora. En este caso hay que guiar a través de colores y respuestas provocadoras la elección del usuario, como vemos en este ejemplo de Bounce Exchange:

A nadie le gusta que nuestras visitas web reboten, ¿o sí?

5. Vincular el Call-to-Action a tu página principal

Es muy común que las empresas redirijan los enlaces embebidos en los botones de CTA a la home de su sitio web. Esto definitivamente es un error debido a que la página de destino debe estar conectada con la propuesta del CTA. Si solicitamos datos debemos redirigir a un formulario, o si promocionamos un producto debemos redirigir a la tienda virtual o e-commerce con el producto en cuestión ya desplegado.

La clave para obtener un bueno nivel de conversiones y aumentar el ROI es que el llamado a la acción realmente lleve a una acción concreta, y para lograrlo debemos asociar cuidadosamente cada botón con una página de destino adecuada.

Conclusión

En resumidas cuentas, podemos decir que para evitar este tipo de errores frecuentes en la utilización del CTA, debemos pensar previamente el objetivo del llamado a la acción. A partir de esto, podremos tomar decisiones acertadas acerca de la ubicación y el diseño estratégico dentro de la pieza, el contenido textual, la cantidad de CTA a emplear y la página de destino a la cual el lector será redirigido.

¿Tu tienda online tiene Call-to-actions implementados? Coméntanos qué tal funcionan y cuál es la estrategia que mejor te ha funcionado con ellos.

Acerca del autor

Emanuel Olivier Peralta es Fundador y CEO de Genwords. Puedes seguirlo en Twitter y LinkedIn.

 

Deja comentario ...

Empieza tu periodo de prueba de 14 días gratis con Shopify