Blogs de Shopify

Cómo conocer a tus usuarios para atraerlos hacia tu tienda online

feature
Este es un guest post por Benet M. Marcos fundador de Socialancer.

¿Sabías que una de las mejores maneras de captar clientes “gratis” para tu tienda online es seguir una buena estrategia de marketing de contenidos? Una estrategia que defina claramente cómo es el cliente potencial que te va a comprar.

En pocas palabras, se trata de crear contenido de valor, relevante para tu nicho de clientes, que te permita posicionarte en los buscadores – y en la mente del consumidor – de forma natural para que tus clientes lleguen a ti sin necesidad de invertir dinero en publicidad.

Eso sí, tendrás que invertir tiempo, sobre todo cuando empiezas, pues la inversión en tiempo es parte del negocio.

Cómo encontrar a tu cliente ideal

Para detectar cómo es tu cliente ideal, vamos a llevar a cabo un ejercicio en 3 bloques de trabajo que no te resultará muy complicado desarrollar:

# 1. Empieza con un brainstorming

Lo primero que te recomiendo es que te reúnas con tu equipo y que hagan una lluvia de ideas de unos 10 o 15 minutos. En ese brainstorming debes plantearte 3 preguntas muy sencillas:

  • Cuáles son los productos que mejor se venden (si tienes datos de tu tienda, perfecto; si no, investiga tu sector previamente).
  • En qué categorías podrías incluir esos productos (haz una selección de las categorías más relevantes).
  • Qué tipo de cliente es el que suele comprar cada categoría de producto (¿hombre o mujer?, ¿de qué edad?, ¿qué nivel adquisitivo? etc.).

Fíjate que vamos de lo particular a lo genérico: producto -> categoría de producto -> interés del cliente en la categoría. ¿Por qué? Porque lo que te interesa es identificar tipologías de clientes que puedan servir para llegar a los distintos tipos de productos, y la mejor forma de hacerlo es categorizando los productos y, en consecuencia, los intereses de esos potenciales clientes.

Si has hecho una buena categorización de productos en tu tienda online para conseguir posicionamiento, seguramente podrás aprovecharla en este ejercicio.

# 2. Haz un mapa de empatía

Una vez identificados esos grupos de clientes, volvemos a concretar. Ahora se trata de que tú y tu equipo toméis 2 o 3 tipologías de clientes y hagáis una “radiografía” de ellos. Si te han salido más grupos de clientes, bien, guárdalos y quédate con los más relevantes; para empezar es preferible que no tengas muchos porque la información que obtendréis al final os puede conducir a resultados imprecisos (porque habrá información que se repetirá entre unos y otros clientes potenciales y porque es mejor empezar con poco e ir analizando los resultados a medida que se van trabajando las distintas acciones).

La mejor manera de identificar a un cliente es poniéndole nombre e imaginándote a una persona real. Puede que sea alguien que suele comprar en tu tienda online y con quien tienes una relación más personal (a través de redes sociales, por ejemplo, por email o por teléfono), o bien un “ideal de persona” que creas que puede encajar en la categoría que vayáis a analizar.

Una vez lo tengáis claro, deberéis analizar las 4 áreas de la percepción de ese cliente potencial:

  • Qué ve el cliente en lo relativo a tu producto
  • Qué oye
  • Qué piensa o siente
  • Qué dice o hace

En cada una de estas áreas tendréis que encontrar características que definan a las personas que habéis escogido. Si no estás seguros de lo que ve o de lo que oye el cliente, busca en blogs o en noticias sectoriales cómo está la situación; seguro que a partir de ahí te puedes imaginar mejor qué piensa y cómo actúa.

Para que lo veas con mayor detenimiento, no te pierdas este vídeo:

# 3. Ofrécele el contenido que busca

Una vez hecho esto, tendrás material suficiente para determinar en qué espacios virtuales se encuentra tu cliente y qué es lo que le preocupa. Ordena todo ese material y clasifícalo para saber dónde aprovecharlo.

De esta manera no sólo podrás orientar los contenidos de tu blog, sino que también podrás ofrecerle material de descarga, whitepapers, eBooks o vídeos, y al mismo tiempo establecer pautas de comunicación para tus redes sociales.

Conclusión

Una estrategia de marketing de contenidos que parta del conocimiento real de tu cliente puede ser una puerta abierta a la atracción de clientes de calidad hacia tu negocio que estén buscando más información o más conocimiento sobre lo que tú ofreces.

Aprovecharás tanto el posicionamiento en buscadores por palabras clave  como el posicionamiento en la mente del consumidor, y ambos aspectos favorecerán la confianza de los clientes potenciales hacia tu propio negocio.

Y tú, ¿sabes qué buscan tus clientes?, ¿sueles practicar algún ejercicio semejante a éste? Cuéntamelo en los comentarios y lo vemos juntos.

Sobre el autor

Fundador de Socialancer, editor jefe y coordinador de publicaciones. Codirector del Curso Superior Social Media Management de la Universidad Jaume I y especialista en la creación y gestión de contenidos online para el posicionamiento de marcas.

Mapa de categorias: