Blogs de Shopify

Cómo hacer un estudio de mercado para tu tienda online

feature

En el comercio electrónico debes tener bien identificados el tipo de clientes que visitan tu tienda online, no sólo para conocer si prefieren o no tus productos, sino para conocer la percepción que tienen respecto a tu imagen y si tus estrategias de marketing persuasivas han dado resultados.

Es por eso que hoy vamos a brindarte algunos consejos para conocer a tus clientes y saber qué es lo que piensan actualmente de ti y tú tienda online, para que tus estrategias de marketing y ventas tengan un respaldo cuantitativo que te ayude a tomar decisiones.

Entremos al tema. Hacer un estudio de mercado está completamente relacionado con una iniciativa empresarial que tiene como objetivo saber qué tan viable, comercialmente hablando, es un negocio o producto. Un estudio de mercado básico debe cumplir con 3 fases:

  • Análisis de tu competencia
  • Análisis del cliente/consumidor
  • Estrategia aplicable

Primera fase

Dentro de la primera fase, todos los esfuerzos se van a enfocar en analizar el entorno en el que se va a desarrollar tu negocio. El objetivo principal es estudiar el conjunto de negocios del mismo giro con los que se comparte un mercado o la venta de un producto igual. En el caso específico del comercio electrónico, este tipo de esfuerzos tienen un fuerte problema al que se enfrentan: el comercio electrónico es inmenso.

Es por eso que es completamente necesario, desde un inicio, saber quiénes son tus competidores directos e indirectos. Esto además debe completarse con datos básicos que van desde qué giro tiene cada uno hasta qué tipos de productos vende, sus niveles de precios y cuáles son sus ventajas competitivas. Una vez que tengas los perfiles armados, es hora de segmentarlos por diferentes características, que pueden incluir:

  • Precios de productos. Puede que no de todos, pero sí de aquellos que realmente son similares o iguales a lo que tú vendes.
  • Estructura de la tienda online. Qué tal está tu diseño, tu imagen corporativa, colores, catálogos, reseñas, etc.
  • Procesos de compra, venta y pago. Aquí puedes darte cuenta que tan ágiles son los procesos que manejan en la tienda competencia, cuáles son los pasos que debe seguir el cliente para realizar la compra, si existen restricciones de venta, procesos y métodos de pago y opciones de envío.
  • Imágenes. Puedes ver la calidad que manejan sus imágenes, tamaños, efectos, tomas, creatividad, etc.

Para esta fase, se puede utilizar una estrategia conocida como benchmarking, que da pie para establecer estándares de la industria, así como enumerar las ventajas competitivas de cada tienda online con la compartes mercado. Gracias a esta estrategia determinas con qué tiendas buscas competir o si te interesa realizar alguna colaboración con alguno de ellos y generar alguna alianza estratégica para acaparar más clientes.

Segunda fase

En la segunda fase, el objetivo es conocer a profundidad cuáles son tus clientes actuales, qué perfil tienen y cuál es su comportamiento en tu tienda online y en el mercado en general. Los factores que debes identificar son:

  • Hábitos de consumo. Qué consumen, qué quieren consumir, cuáles son las necesidades que quieren satisfacer, en qué momento consumen más el producto.
  • Hábitos de compra. Cómo realizan la compra, si abandonan o no carritos de compra, cuáles son sus métodos preferidos de pago y de envío, desde dónde acceden a tu tienda (sitio web, app).

Esto también aplica para clientes potenciales que se están buscando convertir en clientes leales.

Como objetivo final, se tendrá un concentrado de datos que se podrán utilizar para mejorar las estrategias de mercadeo para ayudar a aumentar las compras de tus clientes. Siempre se debe pensar en el producto y cómo es que van a cubrir las demandas de cada uno de ellos.

Tercera fase

En la tercera y última fase, con los dos datos compilados de las fases anteriores, se debe crear un breve documento, resumido como estrategia, en donde se incluyan las acciones concretas de mejora para clientes y del entorno. La estrategia o estrategias pueden aplicar para tiendas online nuevas o en crecimiento, dependiendo de la fase en la que se encuentre el negocio. Se recomienda siempre tener una estrategia principal y una de respaldo.

Pero quizá te preguntes, ¿Existen diferentes tipos de estrategias? Pues sí, y aquí te presentamos 2 de las principales y más usadas, que quizá puedas utilizar dependiendo de tus objetivos y si tienen relación con ellos.   

  • Estrategia de liderazgo en costos. Está enfocada principalmente en mantener a tu tienda online en niveles de competencia altos en relación a los costos de los productos que ofreces en comparación de tu competencia.
  • Estrategia de diferencia competitiva.  El cliente lo que busca es obtener algo que en tu competencia no va a encontrar, por lo que tu objetivo principal es crear valor agregado en cada venta para que cada segmento de cliente perciba tus esfuerzos por ser único en el mercado. Esta estrategia incluye elementos como diseño, imagen corporativa, atención a clientes (sitio web, chat en vivo, redes sociales), métodos de pago y envío.
Así que no hay más pretextos para que tu estrategia de marketing este incompleta. Recuerda que tener un estudio de mercado es básico para conocer cuáles son los posibles alcances de tu tienda online tanto en el entorno como con tus clientes actuales y potenciales. Te invitamos a compartirnos tus experiencias en los comentarios. 
¿Tienes preguntas sobre el funcionamiento de Shopify?

Escríbele un correo electrónico a nuestro equipo de Soporte Técnico, y ellos responderán en español a la brevedad posible.

soporte@shopify.com

Mapa de categorias: